Historia

Thierry Jamin delante de la pared principal de los petroglifos de Pusharo Thierry Jamin delante de la pared principal de los petroglifos de Pusharo. (Foto: Thierry Jamin, agosto de 2006)

Desde el 1998, Thierry Jamin, explorador francés, "peruano de corazón", dedica sus investigaciones a la presencia permanente de los Incas en la selva amazónica de Perú. Después de varias expediciones en la selva de Madre de Dios, donde estudia el sitio de las misteriosas "pirámides" de Paratoari y el de los petroglifos de Pusharo, encuentra al Cusco, en agosto de 2005, un Peruano, miembro de la Policía nacional de Perú y especialista en salvamento en alta montaña en una unidad de élite. Juntos, organizan diferentes expediciones en el sudeste del país.

El magnífico mirador de la fortaleza de Hualla Mocco, a la entrada del valle de Lacco. Uno de los treinta hallazgos realizados por Thierry Jamin y su equipo, oficializados al Ministerio de Cultura en 2010 El magnífico mirador de la fortaleza de Hualla Mocco, a la entrada del valle de Lacco. Uno de los treinta hallazgos realizados por Thierry Jamin y su equipo, oficializados al Ministerio de Cultura en 2010. (Foto: Thierry Jamin, diciembre de 2009)

Después de la creación, en septiembre del 2009, de una primera organización, Thierry y sus compañeros salen a estudiar la zona arqueológica de Mameria, descubierta en 1979 por Nicole y Herbert Cartagena, en corazón lleno del Parque Nacional de Manú (Madre de Dios). Algunos meses más tarde, descubren ciudadelas perdidas en los valles de Lacco y Chunchusmayo. Curiosos caminos de piedra parecen inexorablemente conducirlos hacia el norte, con destino al Santuario Nacional de Megantoni, allí dónde, según testimonios recogidos cerca de Nativos matsiguengas, se esconderían en alguna parte ruinas misteriosas y monumentales parecidas a Machu Picchu...

Uno de nuestros compañeros, Samuel, al pie de una pared de tensión sustenante inmensa terraza de cultura, situada en el valle de Cusirini, en el corazón del Parque Nacional de Megantoni Uno de nuestros compañeros, Samuel, al pie de una pared de tensión sustenante inmensa terraza de cultura, situada en el valle de Cusirini, en el corazón del Parque Nacional de Megantoni. (Foto: Thierry Jamin, julio de 2011)

Desde el 2011, es hacia el Santuario Nacional de Megantoni que Thierry Jamin y su grupo se dirigen en lo sucesivo. Según el explorador francés, uno de los tesoros arqueológicos más grandes de Perú y de la América precolombina se esconde allí según toda verosimilitud: "Todos nuestros últimos años de investigación y todos los últimos hallazgos arqueológicos realizados por mi grupo nos conducen irresistiblemente en esta dirección. Ya estamos en la zona de exploración del Gran Paititi. La ciudad principal no es forzosamente más muy lejos. No es más que una cuestión de tiempo, y por supuesto de energía y de financiaciones."

De la derecha a la izquierda: el explorador francés Thierry Jamin, la dinámica Catherine Guien, vice Alcalde de Tolosa (Francia U.E.) a la Cultura, y el Señor Pierre Cohen, Alcalde de Tolosa, con ocasión del festival NOVELA de 2009. ¡La Municipalidad de Tolosa, capital tecnológica europea, sostiene las expediciones de Thierry Jamin desde el 2009! De la derecha a la izquierda: el explorador francés Thierry Jamin, la dinámica Catherine Guien, vice Alcalde de Tolosa (Francia U.E.) a la Cultura, y el Señor Pierre Cohen, Alcalde de Tolosa, con ocasión del festival NOVELA de 2009. ¡La Municipalidad de Tolosa, capital tecnológica europea, sostiene las expediciones de Thierry Jamin desde el 2009! (Foto: Thierry Jamin, octubre de 2009)

El Instituto Inkari - Cusco, relevado en Europa por la Asociación Inkari Europe, basada en Tolosa (Francia U.E.), es una organización no gubernamental de derecho peruano, constituida por una decena de profesionales, alrededor de los cuales gravitan numerosos socios deseosos de sostener la acción de Thierry Jamin y de su equipo.

La dada a luz de la ciudad perdida de Paititi será no sólo un acontecimiento cultural capital para el patrimonio nacional peruano y para el patrimonio mundial de la humanidad, sino que constituirá sobre todo un acontecimiento histórico de mayor importancia para los habitantes de Perú y los pueblos sudamericanos. Un acontecimiento que esperan con impaciencia después cerca de cinco siglos: es la leyenda de Inkari...